B- LOUNGE | Raval

jueves, 13 de marzo de 2014

Hola ITers!!!

Hoy ha llegado el momento de contaros la noche que pasamos el día de San Valentín en un lugar espectacular.

Quiero hablaros del Hotel Barceló Raval y su restaurante:



B-lounge es un restaurante singular en pleno corazón del barrio del Raval.

Muy colorido y ultra moderno, este hotel destaca por su peculiar decoración y una cocina de muy alta calidad, como veréis en las siguientes fotos creo que no deja indiferente a ninguno de sus visitantes!

Con motivo de la fecha en la que nos encontrábamos, unos corazones en forma de globo inundaban el espacio... en mi opinión quizás no hacía falta este punto "ñoño" ya que el hotel brilla por si solo pero imagino que querían dar un toque especial a la velada pensando en los más románticos.


Era la segunda ocasión que visitábamos B-lounge, hace unos años cuando lo inauguraron, fuimos a probar su menú "De tapitas y algo más" y quedamos tan encantados con la variedad de platos y la calidad de los mismos que a pesar de tener un menú específico de San Valentín decidimos volver a repetir.

Este menú se compone de una sucesión de tapitas de autor, un plato principal y un postre (bebidas a parte, el menú ronda los 26 euros por persona) un precio más que razonable para todo lo que incluye.

Así que terminadas las explicaciones previas...Que empiece el espectáculo!!!


La primera parte incluye todo lo que ahora os voy a contar:

Para empezar como unos reyes, unas gambitas de playa a la sal :)))))

Calidad excelente de una buena gamba roja con una frescura que se hace notar, toda una joyita en el menú.

  

Seguimos con una mezcla de olivas marinadas, sinceramente de todo lo que comimos es lo que a mi menos me gustó pero la razón fundamental es que no me gustan este tipo de olivas con lo que mi opinión en este caso no es para tenerla en cuenta.

A los que os encantan las olivas seguro que disfrutaréis como enanos!


Acompañamos las tapitas con una ración de hummus especiado con pan de pita, buenísimo y en su justa medida para no empacharte demasiado, que aún queda mucho material por descubrir!!



La siguiente tapa son unas somosas de cordero a las 7 horas con miel y menta.

Es un menú con ciertos toques internacionales que me parece de lo más acertado, si no las habéis comido nunca están deliciosas!


Llegamos a una de las tapas estrella bajo mi punto de vista, las patatas bravas Ravaleras!

Al estilo Sergi Arola, se presentan en forma cilíndrica y su sabor es espectacular, en nuestra anterior visita fue la primera vez en mi vida que vi unas patatas cortadas en este estilo y me causaron sensación, ahora que ya las he visto más veces lógicamente no me impactan tanto pero me siguen encantando igual!!

Están buenísimas, I love it!! 
 

Continuamos con unas piruletas de queso Manchego.

Divertidas y sabrosas, un aperitivo que siempre llama la atención y te lo comes casi sin darte cuenta, muy muy ricas y moníiiismas ¿o no??

 

Para finalizar el primer round, aparecen por sorpresa unas patatas enmascaradas con trufa.

Esta tapa no estaba incluida en nuestro menú pero nos la sirvieron por error (un fallo que os contaré al final del post).

Estaban muy ricas y cremosas, sin embargo si me dan a elegir entre estas patatas y las anteriores me quedo indiscutiblemente con las patatas Ravaleras.



Una vez hecho un buen fondo "de armario" nos vamos a por los segundos!!

Como plato principal podías escoger entre Pescado de la Boquería al grill con verduritas y ensalada refrescante o Presa ibérica con patatas risoladas, setas y jugo de tomillo.

Normalmente siempre opto por la vertiente del pescado pero en esta ocasión pude contemplar la fabulosa presa ibérica en la mesa de al lado y su olorcito me conquistó, así que ya no pude resistirme.

Ambos nos fuimos a por la carne, estaba jugosa, tierna y la salsa tenía un sabor concentrado bueníiiiiiiiiiiisimo, todo un acierto!


El postre no se podía elegir, la única opción en el menú se trataba de un Brownie artesano de chocolate negro con avellanas y halado de haba tonka.

Me gusta que existan al menos dos opciones de postre porque es algo que suelo compartir y probar sabores distintos, uno más dulce y otro más ácido por ejemplo, en general dos postres que tengan cierto contraste.

Pero bueeeeeeeeeeeeenooo....No voy a negar que con este nombre el postre habría sido uno de mis elegidos porque a casi todos nos enamora el chocolate,  además estaba exquisito no os voy a engañar!!!! jejejeje pero insisto en que me gustaría haber podido tener alguna alternativa más.

No obstante se agradece el detalle monísimo de haberlo hecho en forma de corazón <3



Acompañamos la cena con un crianza del 2010 que nunca habíamos tomado pero que nos hizo gracia por lo curioso del nombre y porque enlazaba con la ocasión, su nombre es Amor de Madre y nos gustó muchísimo.

Suave en boca maridó perfectamente toda la comilona :))) 


El colofón del banquete lo pone su fantástica terraza 360 con vistas a Barcelona.

Un lugar ideal para tomarse un cóctel cualquier noche de verano y sentirte un poquito más cerca del cielo, el broche perfecto para una noche romántica como ésta.


En resumen, B-lounge es un lugar para sorprender y ser sorprendido, un restaurante donde se unen muchos de mis requisitos para ser un sitio "mágico".

Todavía recuerdo el cumpleaños que celebré aquí y como íbamos sorprendiéndonos con cada plato, con cada objeto decorativo, con cada lámpara.... quedamos maravillados y sabíamos que algún día repetiríamos.


Esta vez y quiero suponer que a consecuencia de la noche en la que nos encontrábamos, he de decir que nos falló un poco el servicio.

Se equivocaron de menú en más de una ocasión y en general nuestro camarero estaba bastante despistado... lo "perdonamos" porque compensó sus errores con una simpatía nata, no como su compañero que prácticamente nos echó en cara que nos estábamos comiendo las patatas enmascaradas que nos habían servido por error.

Sinceramente eso no se hace a ningún cliente, primero porque el error no es nuestro, segundo porque he tenido que reclamar tapas que entraban  y nos han quitado (y nos dimos cuenta porque ya habíamos comido aquí y nos acordábamos de las patatas ravaleras que tanto nos gustaron ) y tercero, que en una cena de casi 80 euros no quiero que me hagas la ola, yo voy a los restaurantes sin decir que tengo un blog porque no busco ningún trato de favor pero tampoco quiero que me traten como si me estuvieran regalando algo porque eso no es así.

Lamentablemente eso me dejó mal sabor de boca y enturbió una cena que habría sido magnífica, os diría que de 10, como siempre insisto en que un mal servicio puede estropear el mejor de los restaurantes (o de cualquier otro producto/servicio del mercado).

No obstante, creo que la situación fue fruto del desbordamiento de la noche ( aunque no los excuso ni mucho menos ) y de la inexperiencia de nuestro joven camarero, por lo tanto y a pesar de este detalle negativo os sigo recomendando que visitéis B-lounge porque ofrece muchísimas cosas que os van a encantar en un enclave privilegiado.

Espero que os haya gustado mi post de hoy, hasta la semana que viene amigos!!!!

Besos a mis niños bonitos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


  • Descubre un lugar singular en el Raval

 B-LOUNGE
Hotel Barceló Raval
Rambla del Raval 17-21
93 320 14 90




4 comentarios:

  1. Hola Sandra!

    Qué risa cuando leí "olivas" mirando la foto pensaba.... yo diría que son aceitunas! jajaja
    Qué sitio tan ideal, para una noche tan romántica, buena elección!

    Saluditos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... El sitio es precioso la verdad y se come muy bien!

      Eliminar
  2. Se ve bastante completo el menú. Lástima del incidente del servicio. Te doy toda la razón, puede nublar con una facilidad pasmosa la comida más grata...pero bueno, todos somos humanos y, como nosotros decimos también en nuestro blog, puede ser que tuvieran un mal día. El tema es que con la oferta que hay, es difícil repetir, así que por lo menos nosotros, damos pocas oportunidades. Y ojo, que eso es culpa nuestra y que, al final, simplemente hablamos de una "humilde opinión de sibaritas" ;-)

    ResponderEliminar
  3. Qué nos van a contar a nosotras tantos años al servicio del cliente!!
    Pero sí, comi pongo al final merece la pena ir, la comida es muy buena y el sitio impacta bastante, pero toda la razón en que con tanta oferta casi nunca repetimos y son sólo unos pocos los que están en la lista de habituales! Muacks!

    ResponderEliminar